¿Qué anclaje placas solares tejado y cómo hacerlo?

Los anclajes para las placas solares son necesarios en cualquier instalación fotovoltaica, ya que estos impedirán que una lluvia muy fuerte o que una corriente de viento muy intensa, destruya la instalación de paneles para obtener energía solar, por lo que una sujeción adecuada al terreno o a la cubierta que soportará la instalación, puede proteger la inversión realizada, lo que supone un rol muy importante para estos elementos, ya que de lo contrario la durabilidad de la instalación no será muy prolongada.

¿Qué son los anclajes?

Un sistema de anclajes para ayuda a la fijación de los paneles para captar energía solar, buscando que estas puedan soportar las cargas que aparezcan repentinamente, para que sean transmitidas a la estructura o soporte. Tales cargas son causadas por la lluvia y el viento, siendo preponderante que los anclajes sean de óptima calidad con los que las placas permanezcan bien aseguradas. La otra opción a los anclajes serían las bases de hormigón, que por su peso pueden sostener el sistema y que este permanezca fijado por gravedad.

¿Cuándo usarlos y porque usarlos?

Los anclajes deben ser usados cuando se intenta sujetar las placas a la estructura, al suelo, o al tejado por si la instalación se hará en el techo de la vivienda, independientemente que se trate de un kit solar pequeño para una vivienda, o un gran sistema de paneles solares, el anclaje es el paso fundamental para que la integración sea lo más adecuada posible, considerando que implementar una instalación solar en una edificación no es solamente un asunto de índole estético, dado que hay que contemplar que la inclinación u orientación de estos módulos fotovoltaicos sean las más favorables y simultáneamente, que estos permanezcan debidamente protegidos contra la acumulación de la suciedad y el viento.

Por eso, no es lo mismo un sistema de anclajes para las cubiertas planas, porque estos deben ayudar a la fijación de los soportes mediante lastres o encima de la superficie. Se debe tener cuidado si la cubierta es plana pero no puede soportar mucho peso, por lo que no se debe hacer una gran perforación y el anclaje debe ser más ligero. Y para cubiertas inclinadas, el anclaje debe ir adosado al techo del inmueble.

Tipos de anclajes

Hay diversos tipos de anclajes entre los que destacan:

Sistemas angulares: Constan de unos triángulos que implementan rieles de aluminio reforzado, los cuales son atornillados a la cubierta o tejado del edificio, por lo que el diseño permite la instalación de los paneles solares a la inclinación deseada, quedando fijadas a la estructura mediante grapas metálicas. De esta forma el rendimiento de las placas es mejor, porque están dispuestas en un ángulo adecuado para captar la radiación emanada del sol. Estos sistemas son concebidos mediante módulos, que se pueden adaptar a la superficie, aunque para algunos son algo anti-estéticos, porque cualquiera puede notar este modo de anclaje con facilidad.

Estructuras co-planares: Son una forma de anclaje muy poco visible, aunque sirven para cubiertas con un cierto grado de inclinación, disponiendo a los paneles solares prácticamente adheridos a la cubierta, quedando levantados por algunos centímetros, ayudando a una integración plena, una estética más armónica y con la ventaja que los paneles serían una segunda cubierta para el inmueble, que estaría gozando de un mayor aislamiento acústico y una protección más efectiva en la cubierta y tejado. Este tipo de anclajes poseen  un resguardo más alto para afrontar el efecto del viento en los paneles y son ideales para las cubiertas metálicas en forma de sándwich de una nave industrial.

Estructuras lastrados: Muy buenos para las cubiertas de tela asfáltica, PVC, o las que son planas y estén revestidas con losetas o gravilla. No necesitan de anclaje porque su masa es muy voluminosa, gracias a materiales como el hormigón, que consolida la fijación del módulo a la superficie por su propio peso.

¿Cómo instalarlo correctamente?

Independientemente de que se trate de una empresa o una vivienda, no se debe obviar la disposición final en la que quedará fijada cualquier instalación de paneles de energía solar a una superficie. A veces no es conveniente tener muchas placas de este tipo sobre el tejado, porque no todas tendrán la misma orientación e inclinación, puesto que estas captarán una cantidad diferente de luz solar, por lo que cada una tendrá rendimientos diferentes y el resultado final no será el mejor, ya que la orientación individual de estos paneles con relación al sol no es la misma. Es un aspecto en el que se debe trabajar con mucho esmero en el marco de un proyecto de este tipo.

Otras consideraciones

Los anclajes sirven como una defensa para que la instalación fotovoltaica funcione de manera permanente, independientemente de las condiciones meteorológicas que se puedan presentar repentinamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *